Pedro

Pedro es un gatito joven, de un año de edad que desgraciadamente ya ha conocido lo que es ser abandonado…

Se nota que vivía en una casa porque se ha adaptado enseguida a la casa de acogida, es un gatito super mimoso que lo único que quiere son mimos y más mimos

Tiene un lesión antigua en un ojito pero ni siquiera necesita tratamiento, de salud está muy bien.

Testado negativo y esterilizado.